Qué son los objetivos generales y específicos y cómo se redactan

Qué son los objetivos generales y específicos y cómo se redactan

Los objetivos son fines o intentos a los que se dirige o encamina una acción u operación, metas que se establecen para lograr un resultado deseado.

Desde el punto de vista de la productividad personal, los objetivos son una herramienta útil para ayudarte a enfocarte en un fin y, a partir de ahí, definir las acciones y recursos más eficientes para alcanzarlo.

Establecer objetivos generales y específicos te permite establecer criterios de priorización y medir tu progreso, además de mantenerte motivado y enfocado en tu fin a largo plazo1.

Qué son los objetivos generales y específicos

Los objetivos generales y específicos son complementarios. Mientras los objetivos generales definen metas o fines más amplios, los objetivos específicos son metas más detalladas que se deben conseguir para alcanzar el objetivo general.

Qué son los objetivos generales

Los objetivos generales son metas que suelen buscan un conseguir un fin a medio o largo plazo. Establecer estos objetivos de forma clara y alcanzable, permite definir qué objetivos esécíficos, tareas y recursos son relevantes para alcanzar dicho objetivo y establecer prioridades. Además, los objetivos generales ayudan a mantener la motivación y el foco en la recompensa a largo plazo.

Qué son los objetivos específicos

Los objetivos específicos, por su lado, ayudan a desglosar los objetivos generales en tareas a corto plazo más específicas, manejables y alcanzables. Además, el progreso en los objetivos específicos ayuda a mantener la motivación y sirve para medir el progreso hacia el objetivo general.

Diferencias en la redacción de objetivos generales y específicos

La principal diferencia entre la redacción de objetivos generales y específicos es el nivel de detalle. Los objetivos generales son más amplios, mientras que los objetivos específicos son más detallados, como veremos a continuación.

Cómo redactar objetivos generales

Para redactar un objetivo general, es importante ser claro y conciso. El objetivo general debe describir el resultado deseado de manera clara y sin ambigüedades, pero también debe ser lo suficientemente amplio como para no limitar las formas de conseguirlo.

4 Principios para la redacción de un objetivo general

  1. Claro: El objetivo general debe ser claro y conciso. Debe describir el resultado deseado de manera clara y sin ambigüedades.
  2. Específico: Aunque los objetivos generales son amplios, deben ser lo suficientemente específicos para proporcionar una dirección clara.
  3. Relevante: El objetivo general debe ser relevante y estar alineado con los valores y objetivos más amplios de la persona o la organización.
  4. Alcanzable: El objetivo general debe ser desafiante pero alcanzable, y debe estar basado en los recursos y habilidades disponibles.

4 Pasos para redactar objetivos generales

1. Identifica el problema, oportunidad o desafío

Reflexiona sobre el problema o necesidad personal que desees abordar. ¿Cuál es el principal desafío que enfrentas? ¿Cómo puedes formular una hipótesis de trabajo para resolver este problema o satisfacer esa necesidad?

Ejemplo: Imaginemos una persona que ha empezado a sufrir dolores de articulaciones debido a su sobrepeso y busca mejorar su salud y bienestar. Una posible hipotesis para mejorar rápidamente su estado, sería implementar una dieta más saludable y sostenible en el tiempo.

2. Evalúa tus recursos

Antes de establecer tu meta general, revisa los recursos disponibles que tienes a tu disposición para lograrlo. Recuerda que tu meta debe ser realista y coherente con tu visión y misión personales en términos de productividad.

Ejemplo: Continuando con el ejemplo anterior, sería poco realista ponerse como objetivo general atender aulas de ejercicio de alta intensidad todos los días, si la persona tiene dorores de artculaciones que se podrían agrabar.

3. Acota el objetivo

Para facilitar la definición y consecución de tu meta general, es importante acotar el objetivo. Esto nos ayuda a entender mejor su dimensión del objetivo y facilitará la posterior elaboración de objetivos específicos. Para ello puedes usar las preguntas del siguiente ejemplo.

Ejemplo: Vamos a seguir con el ejemplo anterior.

  • ¿Qué quiero cambiar? Patrón de alimentación poco saludable.
  • ¿Para quién? Para mí.
  • ¿Cómo? Adoptando opciones de alimentación más saludables y sostenibles en mis 3 comidas diarias. hasta que se vuelva un hábito.
  • ¿Dónde? En mi entorno personal y laboral.
  • ¿Cuándo? Durante los próximos 6 meses.
  • ¿Por qué? Para volver a poder moverme con facilidad y sin dolores.

4. Establece tu meta general

Ahora, procede a establecer tu meta general basándote en las respuestas anteriores. Utiliza un verbo en infinitivo que exprese la acción que deseas lograr. Puedes usar verbos como

  • Mejorar / Optimizar
  • Disminuir / Reducir / Minimizar
  • Adoptar / Implementar
  • Renovar / Actualizar
  • Facilitar / Simplificar
  • Potenciar / Impulsar

En algunos casos, cuando tu meta involucre a más personas, puedes especificar para quién o por quién se realizará. Deberás incluir un enfoque general sobre cómo lograrlo.

Por último, define cuándo esperas alcanzar tu meta, estableciendo una fecha límite. Cuando el objetivo es continuo en el tiempo, como “mantener una alimentación saludable” puede resultar irrelevante colocar un plazo, pero en el resto de casos, colocar un plazo realista te ayudará a ponerte en acción y medir tu progreso.

Ejemplo: Siguiendo el ejemplo que hemos elaborado en los pasos anteriores, el objetivo general quedaría redactado de la suguiente forma:

Adoptar un patrón de alimentación 100% saludable y sostenible en casa y en el trabajo, mejorando así mi bienestar personal en los próximos 6 meses.

Ejemplos de objetivos generales

  1. Mejorar mi salud y estado físico desde enero hasta junio
  2. Aprender un nivel básico de japonés el próximo año
  3. Ahorrar dinero para comprar una casa en los próximos 5 años
  4. Desarrollar las habilidades para liderar un departamento en el próximo año
  5. Encontrar un trabajo que me apasione en 6 meses

Cómo redactar objetivos específicos

A la hora de redactar un objetivo específico, es importante ser más detallado que en los objetivos generales. El objetivo específico debe describir el resultado deseado de manera clara y sin ambigüedades, pero también debe ser lo suficientemente específico como para proporcionar una dirección clara y detallada. Considera los siguientes criterios:

4 Principios para la redacción de un objetivo específico

  1. Claro El objetivo específico debe ser claro y conciso. Debe describir el resultado deseado de manera clara y sin ambigüedades.
  2. Específico: El objetivo específico debe ser lo suficientemente específico para proporcionar una dirección clara y detallada.
  3. Medible: El objetivo específico debe ser medible para que se pueda evaluar el progreso y el éxito.
  4. Alcanzable: El objetivo específico debe ser desafiante pero alcanzable, y debe estar basado en los recursos y habilidades disponibles.

6 Pasos para redactar objetivos específicos

La elaboración de metas específicas en el ámbito de la productividad personal es un proceso similar al de establecer metas generales, aunque con una necesidad de detalle más específico.

1. Considera tu meta general

Es fundamental que las metas específicas estén en sintonía con tu meta general. Piensa en definir al menos tres metas específicas, aunque podría haber más dependiendo de las dimensiones del proyecto o tus objetivos personales. En algunos casos, tu meta global puede requerir varias metas específicas en diferentes áreas de tu vida.

2. Acción inmediata

Las metas específicas deben ser accionables, lo que implica que deben convertirse en planes ejecutables. Por ello, las oraciones que describan estas metas deben comenzar con un verbo. Al igual que hiciste con tus metas generales, elige verbos infinitivos, pero más específicos. Aquí tienes algunos ejemplos: optimizar, lograr, reorganizar, producir, entre otros. Un ejemplo concreto sería no establecer una meta como “enviar correos electrónicos”, sino “Obtener 15 contactos para enviar información sobre tus proyectos”.

3. Asigna responsabilidad

La creación de metas específicas puede quedarse solo en el ámbito peronal o ser un esfuerzo colaborativo. En el segundo caso, es crucial designar un solo responsable para supervisar la ejecución y asegurar el cumplimiento de dichas metas.

4. Define un plazo

En las metas específicas, es aún más determinante establecer un plazo concreto para lograr la meta, la meta general y otras metas específicas pueden depender de su cumplimiento. Especifica tanto el inicio como el final del periodo de ejecución.

5. Establece criterios de éxito claros

Es necsario establecer de antemano qué resultados se considerarán inaceptables, aceptables o un cumplimiento total, o incluso una superación de las expectativas.

6. Divíde el objetivo en etapas

A veces, es más fácil entender, mantenerse enfocado y conseguir una meta específica cuando se divide en logros o etapas cruciales para evaluar y ajustar tu camino hacia la meta final.

Ejemplos de objetivos específicos

  1. Correr 5 kilómetros en menos de 30 minutos tres veces por semana durante los próximos tres meses
  2. Tomar una clase de japonés dos veces por semana durante los próximos 12 meses
  3. Ahorrar $10,000 en cada año para el pago inicial de una casa
  4. Asistir a un taller de liderazgo una vez al mes durante los próximos seis meses
  5. Enviar tres solicitudes de trabajo por semana hasta encontrar un trabajo que me apasione

Cómo redactar objetivos generales y específicos combinados

Para redactar objetivos efectivos, es importante comenzar con un objetivo general claro y conciso. A partir de ahí, se pueden establecer objetivos específicos que se alineen con el objetivo general.

A la hora de redactarlos, puedes usar colocar los objetivos generales en una columna y los objetivos específicos en otra.

Ejemplo de cómo redactar los objetivos generales y específicos en forma de lista

Mejorar mi salud y estado físico desde enero hasta junio

  1. Correr 5 kilómetros en menos de 30 minutos tres veces por semana durante los próximos tres meses.
  2. Hacer 30 minutos de ejercicio cardiovascular al día durante los próximos seis meses.
  3. Comer una dieta equilibrada y saludable, incluyendo al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.

Aprender un nivel básico de japonés el próximo año

  1. Tomar una clase de japonés dos veces por semana durante los próximos 12 meses.
  2. Escuchar podcasts en japonés durante al menos 30 minutos al día.
  3. Leer un libro en japonés cada mes.

Ahorrar dinero para comprar una casa en los próximos 5 años

  1. Ahorrar $10,000 en los próximos dos años para el pago inicial de una casa.
  2. Reducir los gastos mensuales en un 10% durante los próximos seis meses.
  3. Buscar oportunidades de ingresos adicionales, como trabajos secundarios o ventas en línea.

Ahorrar dinero para comprar una casa

  1. Ahorrar $10,000 en cada año para el pago inicial de la casa.
  2. Reducir los gastos mensuales en un 10% durante los próximos 5 años.
  3. Buscar 2 fuentes de ingresos adicionales, como trabajos secundarios o ventas en línea.

Desarrollar las habilidades para liderar un departamento en el próximo año

  1. Asistir a un taller de liderazgo una vez al mes durante los próximos seis meses.
  2. Leer un libro sobre liderazgo de equipos cada mes.
  3. Buscar oportunidades para liderar proyectos en el trabajo o en la comunidad.

Encontrar un trabajo que me apasione en 6 meses

  1. Actualizar mi currículum y perfil de LinkedIn.
  2. Enviar 3 solicitudes de trabajo por semana.
  3. Asistir a ferias de empleo y eventos de networking para conocer a posibles empleadores.

Ejemplo de cómo redactar los objetivos generales y específicos por columnas

Objetivo GeneralObjetivos Específicos
Mejorar mi salud y estado físico desde enero hasta junio1. Correr 5 kilómetros en menos de 30 minutos tres veces por semana durante los próximos tres meses.
2. Hacer 30 minutos de ejercicio cardiovascular al día durante los próximos seis meses.
3. Comer una dieta equilibrada y saludable, incluyendo al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.
Aprender un nivel básico de japonés el próximo año1. Tomar una clase de japonés dos veces por semana durante los próximos 12 meses.
2. Escuchar podcasts en japonés durante al menos 30 minutos al día.
3. Leer un libro en japonés cada mes.
Ahorrar dinero para comprar una casa en los próximos 5 años1. Ahorrar $10,000 en cada año para el pago inicial de la casa.
2. Reducir los gastos mensuales en un 10% durante los próximos 5 años.
3. Buscar 2 fuentes de ingresos adicionales, como trabajos secundarios o ventas en línea.
Desarrollar las habilidades para liderar un departamento en el próximo año1. Asistir a un taller de liderazgo una vez al mes durante los próximos seis meses.
2. Leer un libro sobre liderazgo de equipos cada mes.
3. Buscar oportunidades para liderar proyectos en el trabajo o en la comunidad.
Encontrar un trabajo que me apasione en 6 meses1. Actualizar mi currículum y perfil de LinkedIn.
2. Enviar 3 solicitudes de trabajo por semana.
3. Asistir a ferias de empleo y eventos de networking para conocer a posibles empleadores.
Cómo redactar objetivos generales y específicos combinados en forma de tabla
  1. Berkman E. T. (2018). The Neuroscience of Goals and Behavior Change. Consulting psychology journal70(1), 28–44. ↩︎

Publicaciones Similares